lainformacion.comHogar y Jardín

Practicopedia > Categorías > Hogar y Jardín > Decoración > Cómo decorar tu lugar de trabajo según el Feng Shui

Cómo decorar tu lugar de trabajo según el Feng Shui

¿Dónde trabajar?, ¿Qué dice el espacio donde trabajo de mí? ¿Cómo puede ayudarme el espacio a conseguir mis objetivos? ¿Estás sentado en la “posición de poder” mientras trabajas? ¿Sabías que el color blanco en tu oficina aumenta la toma de decisiones?

image004 (1)_0.png

22/07/2016 por: Laura Martínez Álvarez

La consultora e instructora de la Escuela Europea de Feng Shui Marta Pérez, presenta, de la mano del portal global de compraventa eBay, las pautas básicas para una ocupación consciente y armónica del espacio de trabajo y lograr de esta zona una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Tal y como explica la especialista en esta técnica, contar con un lugar de trabajo con buen Feng Shui nos ayudará a sentirnos inspirados y productivos y con nuevos proyectos, e incluso a conseguir más clientes.

  1. 1 Dar importancia al orden

    El primer paso fundamental en Feng Shui es crear un espacio ordenado y limpio, ya sea un despacho o una mesa de trabajo. El orden genera un impacto claro en tu bienestar personal. Ordenar y clasificar las cosas aportan claridad mental, y esto permite tener más claras las metas y disfrutar de mayor inspiración a la hora de planificar el futuro.

    El desorden se convierte en un bloqueo para la energía, pro lenta y pesada y notarás que no hay fluidez. Pasamos muchas horas al día en nuestro lugar de trabajo, por lo que intenta que te resulte lo más agradable posible, un sitio en el que te guste estar, que te inspire y que te aporte nuevas ideas.

  2. 2 La mesa de trabajo

    Lo más importante de nuestro despacho y lo que más nos influye es el escritorio. Nuestra mesa debe estar lo más despejada y ordenada posible. Deja en tu mesa sólo aquello que utilizas todos los días para ser más eficiente.

    En cuanto a la forma, es importante que no tenga esquinas pronunciadas, por lo que las mesascirculares o con forma de riñón son las más recomendables para fomentar la creatividad y la comunicación. Si hablamos del tamaño, lo ideal es que sean lo bastante grandes para que nos permitan hacer nuestro trabajo cómodamente. El tamaño de la mesa representa el poder, así que si quieres tener más autoridad, amplía el tamaño de tu mesa.

    Si estás pensando en comprar una mesa nueva y dudas entre los materiales a elegir, sin duda, escoge una de madera maciza, que sea estable. Te aportará seriedad y estabilidad. Las mesas de cristal son una opción muy atractiva, pero dan la sensación de ser poco sólidas y pueden hacer que sientas que lo que haces es frágil y temporal.

    Además, en función de cómo la coloques, puede afectar a tu capacidad de concentración.

  3. 3 Donde colocar la mesa en el oficina

    Para empezar con el Feng Shui en tu oficina, asegúrate de que estás sentado en la posición de poder. Esta posición es aquella desde la que puedes ver la puerta de entrada cuando estás sentado en tu escritorio, controlando el mayor espacio posible.

    Asegúrate de tener una pared sólida detrás de ti y de que la silla sea de respaldo alto. Esto te hará sentir protegido y seguro, y te dejará concentrarte más fácilmente en tus tareas. La colocación de tu escritorio es uno de los ajustes más importantes de Feng Shui que puedes hacer. Una buena ubicación de la mesa en tu espacio de trabajo te hará sentir mejor.

  4. 4 Compartir oficina sin conflictos

    Si tienes que compartir tu despacho con otras personas, evita sentarte cara a cara con ellas, ya que esta posición tiende a crear enfrentamientos.

    Una solución muy efectiva es colocar los escritorios en zigzag, escalonados, o crear entre ellos una barrera con algún elemento como plantas. Esto ayudará a que no estés constantemente viendo a la otra persona, dispongas de tu propio espacio para desarrollarte y a la vez asegures esa privacidad que necesitas para ser tú en el trabajo.

    Si compartes el espacio con tu socio y es una relación de igual a igual, asegúrate que esa misma relación se represente en las mesas de trabajo. No tienen por qué ser exactamente iguales, pero si deberían parecer iguales, mismo tamaño, mismo volumen…

    Utiliza plantas para suavizar las esquinas de las mesas, pasillos alargados y estrechos o espacios comunes. Las plantas son un gran remedio para casi todo: en el Feng Shui ayudan a suavizar el ambiente y evitar la fatiga, el malestar o la irritabilidad.

  5. 5 Rodéate de objetos que te inspiren

    El efecto que produce estar rodeado de imágenes que te gustan es muy positivo. Su presencia incrementa tu creatividad, tu motivación y tu alegría. Son fuente de inspiración continua. Ubicar Imágenes de naturaleza que te lleven a ese estado interno es muy recomendable en la zona de trabajo. Una cascada, un atardecer en el desierto o el sol entre los árboles del bosque son imágenes que nos pueden ayudar a conseguir un estado de tranquilidad y cargarnos de energía en cualquier momento de la jornada laboral.

    Puedes incluir también frases positivas que te ayuden a seguir en los momentos de flaqueza. Además, es recomendable incluir en tu espacio de trabajo aquellos objetos que tengan relación con tu actividad profesional. Del mismo modo, las flores frescas siempre son un buen remedio Feng Shui.

    Escoge accesorios que te acerquen a la prosperidad, la abundancia y al éxito, como una caja de madera tallada donde guardar algo preciado, pisapapeles de algún material que te guste, botes de lápices de colores que te aporten alegría y ganas de pintar, tu agenda de todos los días, un cuaderno donde  escribir tus objetivos y hacer seguimiento de tus proyectos, una foto de los tuyos, dibujos de tus hijos… En definitiva, todo aquello que te dé fuerzas para seguir.

  6. 6 Equilibrio y armonía el espacio

    Asegúrate que tu espacio de trabajo tiene representados los cinco elementos Feng Shui. Esto hará que el espacio esté equilibrado de energías y podamos alcanzar más fácilmente nuestros objetivos. Los elementos del Feng Shui son la madera, el fuego la tierra, el metal y el agua. Cada uno representa una energía diferente.

    La madera representa el nacimiento de las cosas y el crecimiento, y está presente en los colores verdes, los elementos verticales, los muebles de madera y las plantas. El fuego es la energía en su punto más alto, la pasión, y podemos incluirlo mediante colores rojos, velas y lámparas. La Tierra representa la estabilidad y se representa con colores tierra, marrones, y objetos de cerámica y barro. El metal activa el orden y la disciplina y puede añadirse con colores blancos y metalizados, minerales y objetos de metal. El agua representa la fluidez, no hay obstáculos y está presente en colores oscuros, azules, negros, fuentes y espejos.

  7. 7 Qué color elegir para la oficina

    Los colores también influyen en la energía del espacio. Utilizar colores crema, pastel o blancos nos ayudarán a crear sensación de amplitud, a aumentar la claridad y la concentración mental y nos facilitarán la toma de decisiones. Por el contrario, el uso de colores muy vivos y fuertes puede crear demasiada actividad, e incluso generar disputas entre compañeros. Lo importante es saber qué actividad vamos a realizar en el espacio y qué queremos conseguir en él para rodearnos de los colores que nos ayudarán a conseguir este objetivo ello.

  8. 8 Más información

    Si quieres más información, consulta la categoría de Hogar y jardín. En la subcategoría de Decoración encontrarás otros artículos y vídeos que te servirán de ayuda. No te pierdas los siguientes:

    - Cuáles son las mejores sábanas para dormir en verano.

    - Cómo saber que cama nido debo poner a mi hijo.

    - Cuáles son las novedades de Casa Decor 2016.

También te puede interesar

Cómo hacer velas

Cómo colocar vinilos decorativos grandes

Cómo decorar tu dormitorio con gusto

 

Subido el 22/07/2016 por:

Laura Martínez Álvarez
Laura Martínez Álvarez

De Tudela (capital del mundo), ahora exiliada en Madrid. Periodista por vocación, marmota por devoción. @tudelau

Videos relacionados