lainformacion.comHogar y Jardín

Practicopedia > Categorías > Hogar y Jardín > ¿Cómo serán las casas del futuro?

¿Cómo serán las casas del futuro?

Algunas de las tecnologías existentes más impactantes VS tecnologías futuras aún más impactantes.

tecnologia_0.jpg
FOTO: Tecnonauta.tv en su canal de Youtube: youtube.com/watch?v=KfW6MnHQTM0

01/09/2016 por: cliso87

En este artículo muestro cuáles son las tecnologías más avanzadas que más me impactan, como los interruptores que nos permiten apagar la luz de nuestra casa desde un móvil sin necesidad de estar allí, los vidrios inteligentes, el desarrollo de dispositivos que adquieren inteligencia adaptada a las necesidades o preferencias de los usuarios, etc., y hago un breve repaso de tecnologías futuras en desarrollo que, por supuesto, estaría encantada de presenciar.

Bienvenidos a un mundo de película.

  1. 1 La tecnología y nuestro futuro, de la mano
    Paso 1

    Si quizá no podemos imaginar cómo serán nuestras vidas y los cambios que llegarán a ellas de aquí a dos años, mucho menos podremos imaginar cómo serán nuestras casas y nuestra sociedad en 50 años.

    De la radio y los periódicos semi-clandestinos hemos pasado a un panorama en el que podemos disfrutar de la radio, la televisión e incluso los periódicos en un pequeño aparato al que hemos decidido llamarle “Smartphone”.

    Inteligente, desde luego, puesto que ha sido capaz de reunir acciones para las que antes hacían falta días o incluso meses en tan solo unos pocos segundos, a unos pocos clicks.

    Un panorama en el que viendo Matrix, estrenada a finales de los 90 como una utopía, no se aleja tanto de lo que versa la película. Existen más casos como los hombres biónicos, los coches voladores, la clonación humana, controlar nuestras casas y nuestras vidas mediante un pequeño chip… Sea lo que sea lo que nos espere, queda claro que la ciencia ficción no es imposible. Y que los grandes “thinkers” son los más aficionados a las películas de ciencia ficción.

    Bienvenidos a un mundo de película.

  2. 2 ¿Qué es la domótica?

    Dado que únicamente, en caso de contar todos los casos previstos, me limitaría a hablar de películas de ciencia ficción, me gusta más pensar en el presente y soñar con el futuro.

    Uno de los temas que más me llama la atención es el tema de la domótica en los hogares, la cual no es más (y ya es decir) que controlar cualquier elemento de nuestra casa (tecnológico) a distancia, mediante dispositivos como pueden ser los teléfonos móviles, las tablets o los ordenadores.

    Desde subir las persianas con un simple toque en una pantalla de nuestro móvil a 30 km. De distancia de casa, a poner la lavadora, encender la televisión, el aire acondicionado… ¿Raro? Absolutamente no, de hecho, es una tecnología que cada vez está más desarrollada y que nos permite realizar multitud de funciones sin necesidad de estar presentes para realizarlas.

    Son increíbles las tecnologías que podemos encontrar con una simple búsqueda en Internet, desde aquellas que ya están desarrolladas a aquellas que están en fase de desarrollo o que, únicamente, necesitan de alguien dispuesto a invertir en su idea para hacerla realidad (y podemos ver infinidad de proyectos en páginas como Kickstarter, entre otras).

    Por ello, a continuación, os mostraré algunas de las tecnologías que más me han llamado la atención, por su originalidad o por las posibilidades que nos ofrecen.

  3. 3 ¿Qué tipos de aparatos domóticos podemos poner en nuestro domicilio?
    Paso 3

    La implementación de la domótica en los hogares cada vez está más extendida, existiendo tecnologías de todo tipo que permiten realizar funciones de lo más diversas.

    De esta forma, algunas de estas tecnologías son:

    • Belkin Wemo. Esta tecnología me sorprendió gratamente, pues se trata simplemente de un aparato, con un coste comprendido entre 50 y 75$, que permite apagar la luz de nuestra casa mediante una conexión WiFi. ¿A quién no se le habrá olvidado, al salir de casa, apagar la luz y lamentarse por ello durante el tiempo que se está fuera? Y bueno, si es al hombre de la casa al que se le ha olvidado apagar la luz que tenga por cuenta que le espera bronca de su novia jejeje.

    • Nest, termostato inteligente del tipo “machine learning”. Este termostato, con un coste de 249€ en la web de su fabricante, permite regular a distancia la temperatura en la que tenemos puesta la calefacción o cualquier otro dispositivo con funciones similares. Pero, lo más interesante es que, en función de cómo el usuario lo programe, este aparatito va aprendiendo los gustos y necesidades del usuario y se auto-adapta en función de esto. Increíble.

    • Cámaras de vigilancia WiFi. Mediante conectividad a la red WiFi del domicilio estas cámaras permiten retransmitir la señal en vídeo de alta calidad de la zona de la casa en la que ésta esté colocada. Además, podemos ampliar el campo de visión moviendo la cámara a distancia con nuestro teléfono. Para mí es ideal, por ejemplo, para vigilar a los más peques cuando duermen, por si tienen algún problema.

    • Vidrios inteligentes (“Intelligent Glass” en inglés). Estos cristales pueden servir tanto para garantizar la privacidad dentro de una determinada zona del hogar como, por ejemplo, para una casa tipo “loft” en la que se quiera mantener la privacidad entre una zona de la casa u otra. Su funcionamiento sí que parece de ciencia ficción: únicamente, con tocar un botón, se desmonta nuestra concepción de lo que es normal y de lo que no. Mediante dicha pulsación del botón conseguimos que el vidrio pasa de un estado transparente a opaco, y viceversa. Matrix en estado puro.

    • Portero automático IP. Mediante este portero automático podemos ver quién es la persona que está llamando a nuestra casa desde nuestro móvil, sin tener que ir hasta el lugar en el que se encuentre el telefonillo. Esto nos permite, por ejemplo, poder abrir la puerta o declinar esa opción desde cualquier parte de la casa. Increíblemente práctico si vivimos en una casa con varias plantas.

  4. 4 Tendencias futuras
    Paso 4

    Aunque es muy difícil prever el futuro y qué es lo que pasará, me animo a soñar y a soñar en base a algo cierto, ya que según diversas fuentes existen desarrollos para conseguirlo.

    Por ejemplo, uno de los casos más llamativos es el “Proyecto Airlander 10”, un dirigible que podría venir a sustituir a los aviones, con un tamaño de hasta 10 veces más grande. Esto permitiría, por un lado, que los viajes fuesen más cómodos y rentables para las compañías y para los propios clientes y, por otro lado, ser más responsable con el medioambiente, ya que haría falta una cantidad menor de medios para mover a las mismas personas.

    Otro de los proyectos que más me llama la atención es el proyecto de coche autónomo que, entre otras empresas, ha presentado Google. ¿Os imagináis ir al trabajo mientras descansamos? ¿Cómo podría repercutir esto en la calidad del descanso y, por ende, en el rendimiento de los trabajadores? Bajo mi humilde punto de vista, tendría efectos más positivos tanto para las empresas como para la sociedad, sociedad que actualmente parece vivir para trabajar y no trabajar para vivir (por supuesto, hablo de la clase media).

    Por último, y también en cuanto a medios de transporte se refiere, me llama la atención la posibilidad de que existan coches voladores. Por supuesto, no es un sueño mío únicamente, y ya existen empresas y “big thinkers” contemplando esta opción y su desarrollo, aunque, por el momento, no parece que vayan a llegar en el corto plazo.

    Pero, conscientes de los problemas que causa un exceso de tráfico como el actual, bien podría desarrollarse. De hecho, existen iniciativas en China como el autobús que va por encima del tráfico. Así que demos tiempo al tiempo.

  5. 5 Soñemos, es gratis

    Aunque siempre nos han dicho que tengamos “la cabeza en el cielo y los pies en el suelo” es imposible no soñar viendo la cantidad de posibilidades que se nos abren. Aunque, como siempre, estará por ver quiénes son aquellos que pueden acceder a estas tecnologías.

    Esperemos que esto no sirva como otro mecanismo más para seguir estratificando una sociedad que, cada día más, se encuentra estratificada.

También te puede interesar

 

Subido el 01/09/2016 por:

cliso87
cliso87

Licenciada en Derecho. Doctorando. Apasionada de la ley. Creyente en la justicia.

  • 0 Vídeos
  • 21 Textos
  • Total: 21