lainformacion.comHogar y Jardín

Practicopedia > Categorías > Hogar y Jardín > Jardinería > Cómo transplantar un bonsai

Cómo transplantar un bonsai

Este transplante puede hacerse por razones estéticas o por cuestiones de salud de la planta

Si vas a realizar el transplante en casa, utiliza papel de periódico o una bolsa de plástico para facilitar la limpieza posterior. VIDEO: Practicopedia

14/03/2011 por: Practicopedia

Cuando los brotes salen con menos fuerza, no aprovecha bien los riegos o el agujero del drenaje este obstruido, el bonsai necesita urgentemente un transplante a otra maceta.

 

  1. 1 Saber cuándo es el momento de transplantar.

    El cambio de maceta debe realizarse con cierta periodicidad, según la especie, el tiempo varía entre 1 ó 2 años y entre 4 ó 6.
    La mejor época para el transplante es la primavera del árbol, cuando las yemas empiezan a hincharse para brotar.

  2. 2 Lugar para el transplante.

    Prepara una mesa cubierta de plástico o de papel de periódico, para que toda la tierra que caiga sea más fácil de limpiar.
    Coloca una rejilla protectora sobre la base de la nueva maceta y sujétala con unos alambres. Después coloca una capa de drenaje y acumula un pequeño montón de tierra en la zona donde vaya a colocarse el árbol.

  3. 3 Saca la planta de su antiguo recipiente.

    Para sacar el bonsai de su maceta, agárralo por el tronco y golpea el borde del tiesto con la mano, hasta que el pan de raíces salga por completo. Nunca tires del tronco hacia arriba ya que podrías estropear las raíces.

  4. 4 Cuida las raíces.

    Retira la tierra que rodea las raíces, dejando solo un tercio en la zona más cercana al tronco para protegerlas y facilitar la recuperación de la planta tras el cambio de maceta.
    Corta la mitad de la longitud de las raíces, sobre todo en la parte de abajo, para que el pan de raíces quede de una forma cóncava, con una distribución uniforme. Aprovecha para eliminar las raíces muertas.

  5. 5 Transplanta.

    Coloca el bonsai sobre el montículo de tierra preparado en la nueva maceta, de manera que no queden huecos bajo el árbol, coloca los alambres para que la planta se quede fija pero sin dañar las raíces.
    Rellena el tiesto con tierra evitando que queden huecos y burbujas de aire; para ello, pincha la tierra con un lápiz de madera para que se vayan llenando los orificios libres.
    Presiona el suelo de la tierra ligeramente para compactarlo, y por último, riega el bonsai a fondo para que el nuevo suelo no reseque las raíces.

También te puede interesar

Cómo sembrar un césped

Cómo cuidar una caña de bambú

 

Subido el 14/03/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados