lainformacion.comHogar y Jardín

Practicopedia > Categorías > Hogar y Jardín > Jardinería > Cómo trasplantar un cáctus

Cómo trasplantar un cáctus

Este proceso es diferente al del otras plantas debido a sus espinas

Necesitarás una maceta mayor, algo de sustrato y guantes. VIDEO: Practicopedia

07/12/2011 por: Practicopedia

Cambia tu planta de una maceta a otra para que siga creciendo. Siguiendo estos consejos, el proceso te parecerá más sencillo.

  1. 1 Proceso recomendable cada dos años.

    La mejor época para trasplantar cáctus es la primavera y el verano cuando empieza su etapa de crecimiento. Por lo general, deben trasplantarse cada dos o tres años. Para saber si ha llegado el momento del cambio de maceta fíjate si la planta ya no cabe en su recipiente, si las raíces salen por el agujero del drenaje o el sustrato está empobrecido.

  2. 2 Maceta más grande.

    La nueva maceta tendrá que ser un poco más grande que la anterior, de manera que haya unos dos centímetros entre la pared del tiesto y el barro.

    Recuerda que las macetas de barro son más transpirables, pero las de plástico requieren de menos riego porque retienen mejor el agua. También es muy importante que tenga un agujero de drenaje o varios pequeños si la maceta no es muy grande.

  3. 3 Utiliza guantes.

    Para trabajar con mayor facilidad utiliza unos guantes protectores o dobla unas hojas de periódico para coger el cáctus sin pincharte, pero no aprietes demasiado.

  4. 4 Saca el cepellón y retoca las raíces.

    Golpea suavemente el tiesto por uno de los lados contra una superficie dura para que el cepellón vaya saliendo. Si las raíces están adheridas con demasiada firmeza, introduce un cuchillo delgado entre la pared de la maceta y pásalo por todo el contorno.

    Una vez que el cepellón haya salido, corta las raíces que estén secas o en mal estado y aprovecha para retirar parte de la tierra vieja, sobre todo en la parte superior.

  5. 5 Coloca el cáctus en la nueva maceta.

    Toma un nuevo recipiente y coloca algunas piedras o trozos de algún tiesto roto en la base de la maceta para evitar que el orificio del drenaje se obstruya. Añade un sustrato adecuado para cáctus que sea suelto hasta que cubra toda la base. Coloca la antigua maceta y rellena el espacio que queda entre este y las paredes del nuevo tiesto.

    Cuando queden algunos centímetros para llegar al borde, retira con cuidado el anterior recipiente. Ahora podrás colocar el cáctus en el hueco que se ha formado.

  6. 6 Añade sustrato y piedras en la parte superior.

    Termina de echar sustrato golpeando de vez en cuando el fondo del tiesto sobre una superficie dura para asentar la tierra. Antes de llegar al cuello del cáctus, presiona ligeramente la tierra. Coloca algunas piedrecitas en la zona superior para evitar que se seque la parte de arriba.

    Cuando hayas acabado no riegues hasta que no pasen diez días y házlo moderadamente. No es necesario abonar la planta porque el nuevo sustrato le aportará los nutrientes necesarios.

También te puede interesar

Cómo sembrar un césped

Cómo cuidar una caña de bambú

 

Subido el 07/12/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados